viernes, 8 de febrero de 2008

Catequistas de la Parroquia San Ignacio de Loyola tienen la formación como bandera

Maturín (PCA) La labor de un catequista exige mucho más que la mera disposición de un tiempo para dedicarle a niños y adultos, es necesario oración y formación sistemática.

La Parroquia San Ignacio de Loyola, en estrecha vinculción con el Secretario de Catequesis de la Diocesis de Maturín, periodicamente ofrece capacitación a los cristianos que desean participar de la tarea de enseñar el Evangelio de Jesús. Son tres los cursos: Curso Básico, Curso Biblico y Curso Medio, que debe realizar los laicos y religiosos para tener las herramientas y la espiritualidad necesaria.

La catequesis parroquial se lleva a través de la metodologia que ofrecen los Itinerarios de Formación que impulsan una preparación continua y de acompañamiento. Es así como la Comunidad Cristiana es la acoge a todo aquel que desea acercase a Jesucristo por la via de los sacramentos.

Se estima que el número de personas que se prepara en esta escuela catequetica alcanza las cincuenta, siendo en su mayoria jóvenes.

Por Romer Bastardo

No hay comentarios: