domingo, 17 de febrero de 2008

Comienza el proceso de beatificación de Sor Lucía

Ciudad del Vaticano (AICA) El miércoles 13 de febrero, el cardenal portugués José Saraiva Martins CMF, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, anunció que el papa Benedicto XVI autorizó la apertura de la causa de beatificación de Sor Lucía dos Santos, la vidente de Fátima; y reveló que la religiosa dejó una serie de importantes escritos inéditos.

La decisión del Papa es en respuesta al pedido efectuado por el obispo de Coimbra, Portugal, monseñor Albino Mamede Cleto, “compartido por numerosos obispos y fieles de todo el mundo”, según expresa un comunicado de la Oficina de Prensa de la Santa Sede."

Desde la muerte de Sor Lucía se puso en evidencia -lo que se había difundido en Portugal y también en el resto del mundo-, la fama de santidad de esta humilde religiosa", dijo el Cardenal, al explicar la decisión del Papa de suspender la norma que requiere el paso de cinco años para iniciar cualquier proceso de beatificación.

El anuncio fue efectuado por el cardenal Saraiva durante una celebración eucarística que presidió en la catedral de Coimbra con motivo del tercer aniversario de la muerte de la religiosa carmelita.

El Papa autorizó la apertura de la causa el 17 de diciembre, pero pidió al Cardenal que fuese él, como Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos quien diese la noticia.

Los dos pastorcitos, Francisco y Jacinta Marto, primos de Lucía y también videntes de Fátima, fueron beatificados el 13 de mayo de 2000 por Juan Pablo II.

El Prefecto del dicasterio recordó que en la última década sólo se produjeron dos casos en los que se derogó la norma de esperar cinco años: la Beata Teresa de Calcuta y el Papa Juan Pablo II.

El cardenal Saraiva explicó que en el proceso de beatificación de la religiosa no se tendrán en cuenta ni las apariciones de la Virgen ni los tres secretos que le reveló; sino la heroicidad de sus virtudes y el requerido milagro obtenido por su intercesión.Sor Lucía murió el 13 de febrero de 2005 a la edad de 97 años en un convento carmelita de Coimbra.

Finalmente, el Purpurado portugués confirmó que Lucía dejó un diario y "otros importantes escritos inéditos", y auguró "que sean publicados pronto, ya que son un tesoro espiritual".+

No hay comentarios: