miércoles, 27 de febrero de 2008

Grupo afecto al oficialismo tomó la sede del Palacio Arzobispal de Caracas

Caracas (Venevisión) Un grupo de personas que se identificaron como simpatizantes del Gobierno del presidente Hugo Chávez tomaron la sede del Palacio Arzobispal, ubicado en el centro de la ciudad.

Allí leyeron un comunicado donde reivindicaron el "poder para el pueblo soberano" y denunciaron que hay "una persecución" contra sus miembros.

Las personas irrumpieron en la sede del edificio donde funciona la oficina del Cardenal Jorge Urosa Savino y desalojaron a parte del personal que labora allí.

En el texto que leyeron también rechazaron la actitud de la jerarquía católica en abril de 2002 y el asilo de Nixon Moreno en la Nunciatura.

Voceros de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) señalaron que las personas entraron al sitio "de manera violenta" y luego de leer el comunicado y responder preguntas de los reporteros se retiraron del edificio.

No hay comentarios: