lunes, 25 de febrero de 2008

Películas sin esperanza dominaron Hollywood este año, sostiene L’Osservatore Romano

Roma (ACI) En un artículo firmado por Gaetano Vallini, el diario del Vaticano, L’Osservatore Romano, consideró que la última entrega de los premios Oscar demuestra que el último año, Hollywood estuvo dominado por películas oscuras, sin esperanza.

Las cintas "No country for old men" (No hay país para viejos) y "There will be blood" (Petróleo sangriento), ganadoras de los principales premios de la Academia, presentan "dos visiones confrontadas del mal, dos formas de mostrar la maldad a través de las imágenes".

Según L’OR, además de los premios –cuatro entregados a la primera y dos a la segunda cinta-, Hollywood ha estado gobernado este año por "filmes oscuros, llenos de violencia y principalmente de desesperanza".

El autor de la columna cuestiona si esto no es "un signo de los tiempos". "Tal vez. Considerando que en carrera habían filmes capaces de expresar distintas emociones, con apertura valiente, como ‘Juno’, dirigida por Jason Reitman, que cuenta la historia de una adolescente decidida a llevar a término un embarazo no deseado, o ‘La Escafandra y la Mariposa’, de Julian Schnabel, un himno secular a la vida a pesar de graves discapacidades", indica Vallini.

Desde una perspectiva cinematográfica, el autor encuentra "No Country for old Men", "bien hecha, con un guión sólido y un ritmo apremiante".

En la película, los hermanos Cohen narran una historia "signada por actos violentos absurdos y sin sentido, un mundo en el que no hay lugar para los viejos valores".

"En la película, hay una ausencia tal vez deliberada de la conciencia moral, que apenas se asoma en el sheriff. Muy poco para tanta violencia gratuita", sostiene el crítico.

El diario precisa que estas producciones borran "el sueño americano, descrito por los directores en trazos gruesos, sin ofrecer un ancla de esperanza, ninguna esperanza para el futuro", a diferencia de la novela original "en la que el autor deja abierto cierto margen para la esperanza".
Vallini dice que "claramente esta visión pesimista que Estados Unidos se ofrece a sí mismo a través de las películas" parece ser compartida por el jurado de los premios de la Academia, que ha otorgado el galardón una película que no deja dudas sobre su objetivo: mostrar la decadencia de la sociedad moderna, la decadencia de los valores".

El diario, no obstante, expresa su optimismo en el hecho de que "los 'Oscars' de las películas independientes, que no tienen que responder a los grandes productores de Hollywood, han considerado la cinta ‘Juno’ como mejor película y mejor guión original (con Ellen Page como mejor actriz), y a ‘La Escafandra y la Mariposa’ la mejor dirección y fotografía".
"En resumen, son premios para quien, en contra de la corriente principal, hablan de la belleza de la vida", indica el diario.

No hay comentarios: