sábado, 2 de febrero de 2008

Una vocación milenaria y actual: Marielissa opta por Jesucristo

Venezuela (Prensa Diocesana) Tal vez esta jóven monaguense hubiese podido optar por ser una gran profesional en el área empresarial, hubiese podido ser una reconocida líder social o tal vez una madre solícita de muchos hijos. Sin embargo, un día descubrió que su vocación no apuntaba por ninguna de esas opciones, el susurro que escuchaba su alma la impulsaba a ir más allá, más arriba, a lo sobrenatural.
Se trata de Marielissa de Jesús Puigbó Capriles, una monaguense nacida en Caracas un 30 de Enero del año 1978. Desde muy pequeña vivio en el Estado Monagas, junto a sus padres Pascual y Liselotte, esposos muy conocidos de nuestra Iglesia diocesana. Tiene dos hermanos Juan Antonio, quien es Presbítero Operario Diocesano, y Mariemilia su hermana menor.

Marielissa estudio Educación Preescolar en el Instituto Pedagógico de Maturín y ha desempeñado su carrera en vaios colegios de la ciudad. Desde adolescente ha apoyado la pastoral juvenil y vocacional de nuestra diócesis.

Entrevista

¿Cuándo sentiste la vocación de consagrarte totalmente a Jesucristo?

Todo proceso vocacional requiere de paciencia y de estar alerta al susurro de Dios. Sin una oración sincera y de total abandono en la voluntad de Aquel que nos llama no es posible reconocer el llamado de Dios para nuestras vidas. Fue despues de muchos años de oración, busqueda y una profunda dirección espiritual que descubrí el hermoso y antiguo tesoro del Orden de las Virgenes que la Iglesia guarda con especial cuidado desde los primeros tiempos. La primera vez que reconocí la urgencia de asumir un estilo de Vida diferente, que reflejara con transparencia el Amor profundo de Dios por cada uno de nosotros, fue cuando tenia 12 o 13 años en una convivencia de hijos de cursillistas. Todavia me acuerdo como me saltaba el alma de emoción cuando nos hicieron ver la pelicula de San Francisco de Asis en la madrugada de aquel sabado de retiro (creo que ha sido la mejor trasnochada). Cuanta necesidad hay de testimonios que cambien... Y es cierto que no somos perfectos, peero hay que empezar por querer dejarse transformar para que sea dios quien transforme a otros. Muchos han sido los momentos en que Dios ha tocado mi vida mostrandome la constante de su llamado... Y es que Dios no se contradice, cuando hace el llamado lo hace para siempre. Conocí el Orden de las Virgenes hace 5 años en una Conferencia Informativa que estaban ofreciendo en la ciudad de Chicago, Estados Unidos. Para entonces estaba trabajando como misionera en una parroquia con la comunidad hispana inmigrante. La Conferencia me hizo encontrarme con otras 50 virgenes consagradas y disfrutar de este tesoro tan antiguo y que fue rescatado por el Concilio Vaticano II y cuyo rito fue restaurado en 1970. Desde ese fin de semana sabia que a eso me estaba llamando Dios. Ha ser oblacion viva por El y por el Reino, a presentar mi proposito de virginidad perpetua por amor, a ser llama encendidad en medio del mundo, a elevar el don preciosisimo de la pureza y de la castidad, a decir que Si!

¿Qué significa pertenecer al ORDEN DE LAS VIRGENES de la Iglesia?

Por ser el Orden de las Virgenes la primera expresion de consagracion femenina en la historia de la Iglesia, me siento honrada pero mas aun me siento profundamenre comprometida con la iglesia y con Dios de ser enteramente fiel hasta la eternidad. Sé que esta responsabilidad solo se logra con las rodillas en el piso y con el alma, el pensamiento y los sentidos en el corazón de Dios. Confio en la comunion de los santos y en la oración de aquellas primeras Virgenes que honraron a Dios en su tiempo y que ahoran gozan de alabarlo en el cielo con el mismo don que ofrecieron en la tierra.

¿Cómo vas a vivir esa vocación en la Iglesia? ¿Después de la consagración que viene?

Despues de la consagración viene ser fiel, alegre, humilde y santa. Se lo debo a Dios y a su gente. Viene el desgastarme con gozo por cada persona. Viene el reconocer el amor de Dios en el detalle, en cada momento. Viene confiar más y más, sabiendo que, tal como en un matrimonio, a cada uno le toca una parte, y que El seguro no falla. Viene el seguir sirviendo y gozando de mi trabajo pastoral, haciendolo mi vida y mi motivo. Viene renovar diariamente mi consagración y vivirla con plenitud. Viene la normalidad de vivir en el mundo siendo para otros el eco de el extraordinario amor de Dios. Viene ser Esposa y ser Madre .... Viene decir Si, Confiar y Amar! Y ser, como María, sagrario virgen de Aquel que nos ha llamado.

¿Que propones para dar a conocer esta vocación a las jóvenes de Monagas?

Cada vez me sorprendo más de la cantidad de muchachas que se saben llamadas por Dios pero no saben como ni adonde. Quizas muchas estan llamadas a ser Virgenes Consagradas en el mundo y no tienen la menor idea de que la Iglesia tiene este tesoro tan preciado. Desde 1995, son muchos los esfuerzos de tantas consagradas para promover esta vocación. En internet hay información asi como se estan haciendo muchos congresos y retiros para promoverlas. Si desean mas información pueden comunicarse conmigo escribiendo a: ordendevirgenes@hotmail.com

Ser Consagrada dentro del trienio jubilar es un honor y un regalo increible. Son muchas las gracias derramadas durante este tiempo de celebración por el aniversario de la Diocesis. Felicito a la diocesis entera, a los esfuerzos del Obispo, y de los que le han presedido, asi como a cada sacerdote y religioso que han dado, y dan su vida por el aumento de la fe y por el cuidado de todos hijos de este estado. Felicito a cada laico que desde los distintos ministerios promueven los valores cristianos y llenan los rincones de nuestra dioncesis con el amor de Dios. Que Dios siga derramandose en abundancia sobre todos nosotros.

No hay comentarios: