jueves, 20 de marzo de 2008

Cardenal Urosa: se debe luchar contra la violencia, la impunidad y la eliminación de la educación religiosa en las escuelas

Venezuela (Globovisión) El Cardenal Jorge Urosa Savino en su participación en la misa en honor al Nazareno de San Pablo dijo que se debe luchar contra la violencia, las drogas y la impunidad en Venezuela. Además, indicó que no se puede eliminar la educación religiosa en las escuelas.

“Tiene que atacarse la violencia desde la educación, desde la familia, en el que se eduque en el valor a al vida, en el respeto a los demás, también desde una la economía donde haya empleo para todos, hay que atacar este problema desde el punto de vista de la lucha contra el crimen con una policía bien adecuada y un trabajo sistemático del Ministerio público y con jueces que no se pongan nunca de lado de los criminales.

Debemos acabar con la impunidad en Venezuela”, afirmó. Además, pidió a los medios de comunicación que trabajen “para que en Venezuela haya una cultura de concordia y de paz”, ya que eso es lo que pide Jesucristo.

Instó, además, a que no se elimine le educación religiosa de las escuelas. “Dios e importante en Venezuela y no se puede sacar de nuestras escuelas, ni del catecismo”.

El cardenal llegó aproximadamente a las 12:15pm a la Basílica de Santa Teresa para oficiar la misa en honor al Nazareno. En medio de una gran multitud, el prelado indicó que espera que esta manifestación de fe permita que los venezolanos “depongamos el odio, la discriminación y la exclusión de cualquier tipo”.

Dijo estar emocionado al ver al “gentío” que acudió a la basílica y afirmó que “ojalá que esto se traduzca en que los devotos quieran vivir a fondo su fe cristiana, rechazando a la violencia, a la muerte y al crimen que está causando tanto dolor en Venezuela”.

Urosa Savino pidió a la comunidad que busque lo que los une y evitar lo que los divide, rechazando “el egoísmo y la indeferencia, y crear una sociedad de hermanos donde todos quepamos y podamos vivir en paz”. “Esto es una demostración de esa fe viva que palpita en el corazón de la familia venezolana” indicó el Cardenal e instó a los católicos a dejar “a un lado la indeferencia religiosa y a participar en la eucaristía dominical”.

Sobre la denuncia del Ministro de Interior y Justicia, Ramón Rodríguez Chacín sobre los presuntos nexos entre miembros de la iglesia y el narcotraficante Hermágoras González Polanco, el cardenal señaló que “esas afirmaciones deben ser corroboradas con pruebas, pero si hay alguien de la iglesia vinculado con este hecho debe ser castigado”.

No hay comentarios: