jueves, 20 de marzo de 2008

Cientos de católicos asisten al lavatorio de pies en Catedral poblana

México (Periodico Digital) Como cada año, 12 residentes de la casa de asistencia del Padre Yermo, representaron a los apóstoles para que el arzobispo Rosendo Huesca Pacheco, rememorando la acción de Jesús “lave sus pies” en señal de servicio y humildad.

En esta ocasión Virginio Alonso, Ricardo Arauz, Carlos Lara Romero, Apolinar Córdova, Mariano Mendoza, Erasmo Pantoja, Francisco Tapia, Donaciano Ruiz, Antonio Becerra, Sabad Salvatierra, Lucio García y Carlos Ramírez, fueron los elegidos de la comunidad del asilo particular de caridad (Santa Inés) atendido por las siervas del Sagrado Corazón de Jesús y de los Pobres, paras participar en la ceremonia encabezada por el arzobispo Rosendo Huesca.

Durante la homilía, el líder de la grey católica recordó el significado de esta ceremonia, sobre todo lo correspondiente a la humildad y el servicio a quienes nos rodean, en este sentido destacó que el pueblo de México siempre ha sido muy generoso para expresar y brindar apoyo a quienes lo necesitan y puso como ejemplo las tragedias ocasionadas por fenómenos climatológicos.

Sin embargo, aseguró que no es necesario “esperar” a que situaciones como esas se presenten, ya que en cada comunidad, vecindario, colonia y grupo, siempre habrá alguien que requiera cuidado y apoyo y es ahí en donde se debe aplicar la generosidad y humildad mencionada.

Cabe recordar que este jueves son dos las ceremonias que se llevan a cabo, la del lavatorio de pies y la de la cena del Señor.Será a las 19 horas cuando se oficie misa de institución de la eucaristía y creación del sacerdocio ministerial.

La última cena es considerada la primer “misa” en la historia del cristianismo, en donde Jesús rodeado por sus apóstoles envía varios mensajes, premisas de la fe católica: “amaos unos a otros como yo os he amado”, entrega “su cuerpo convertido en pan y sangre como vino” como fuente de fortaleza y da la tarea de la evangelización a sus apóstoles.
Por Verónica Aburto

No hay comentarios: