lunes, 3 de marzo de 2008

Cincuenta mujeres influyentes apoyan un manifiesto contra el aborto en España

Madrid (ZENIT.org) Cincuenta mujeres conocidas de la vida pública española, entre periodistas, empresarias, diseñadoras de moda, médicos y directoras de Banco, han ratificado por el momento el manifiesto «Mujeres ante el aborto», que se dio a conocer ayer en una rueda de prensa en Madrid. En él se denuncia la impasividad de los poderes públicos ante el fraude del aborto.

El manifiesto fue presentado a la prensa por Carmina García-Valdés, presidenta de la Fundación Redmadre y Gloria Juste, Presidenta de la Asociación Mujer y Trabajo.

Entre las firmantes están las periodistas Isabel San Sebastián, Pilar Cambra, Paloma Gómez Borrero y Natalia Figueroa, las diseñadoras de moda Carola Morales y Elena Martín, la profesora universitaria y política Gotzone Mora, las expertas en bioética Natalia López Moratalla y Mónica López Barahona, la ex Miss-Mundo Mariasela Álvarez, las escritoras María Vallejo-Nágera y Silvia Laforet, la actriz Nati Mistral y la presidenta del Club de Fútbol Rayo Vallecano Teresa Rivero, entre otras.

En el manifiesto se manifiesta «indignación por los hechos que suceden en las clínicas acreditadas en España para la práctica del aborto», y se pide que se «supere esa forma de violencia contra la mujer que es el aborto incontrolado que existe de hecho en nuestro país».

«El aborto sigue siendo un ilícito penal, y el Estado tiene el deber de garantizar que ni un solo aborto sea realizado fuera de los límites legales», afirman. «No cabe por tanto hablar, en nuestro Ordenamiento Jurídico, de un derecho al aborto y menos aún de un derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo, pues en el aborto se está disponiendo del cuerpo de un ser humano distinto de su madre».

Para estas mujeres, la causa del importante aumento de los abortos (más de 100.000 en 2006) se debe a «la percepción errónea del aborto como un derecho garantizado por los poderes públicos, el fraude generalizado en su práctica y la falta de información sobre riesgos y alternativas», además de «el oscurantismo social y mediático sobre las consecuencias del aborto».

El manifiesto, que ha sido entregado a los partidos políticos, pide dos tipos de medidas ante esta situación: que se apoye a la mujer embarazada, y que se termine con el «fraude masivo» en la práctica del aborto.

Para esta segunda medida, se pide que se creen comisiones externas que controlen a las clínicas, que se informe a las embarazadas de los riesgos del aborto y de las alternativas al mismo mediante consentimiento informado, y que se modifique el artículo 417 bis del Código Penal (el famoso cuarto supuesto) para evitar que se convierta en un «coladero».

El manifiesto recuerda que en Polonia, siendo la ley del aborto muy similar a la española, «se ha pasado en Polonia de 180.000 abortos anuales antes de 1990 a 159 en 2002, frente a los más de 100.000 de la España actual», debido a que «la normativa de desarrollo de dicha ley no favorece el fraude, como ocurre aquí.

Las firmantes afirman que, ante las «probables acusaciones de integrismo y conservadurismo» que recibirá el manifiesto, «es necesario recordar que no hay nada más progresista que defender a los más indefensos; el aborto es la falsa solución del siglo XX a los problemas reales de la mujer, el siglo XXI exige soluciones solidarias y respetuosas con la vida».
Más información: http://www.mujeresanteelaborto.blogspot.com/

Por Inmaculada Álvarez

No hay comentarios: