sábado, 22 de marzo de 2008

Fieles católicos, una vez más, vivieron con fe Viernes Santo

Guayaquil (CRE) Entre ayuno, abstinencia, procesiones y penitencias los fieles católicos recordaron ayer, viernes, la muerte del Hijo de Dios, Jesús.

En las distintas provincias del país se realizaron procesiones donde los fieles con fe y acompañados, incluso, de la lluvia pidieron sus más hondos deseos.

En Guachapala, provincia del Azuay, miles de feligreses que llegaron de todas partes de Ecuador recorrieron los aproximadamente cinco kilómetros del vía crucis entre el centro cantonal de Guachapala y la capilla de Andacocha.

En Ibarra la fe de los creyentes congregó a miles de católicos que acudieron masivamente a las iglesias hasta altas horas de la noche del jueves.

Por ejemplo, la iglesia de Caranqui, parroquia ubicada al sur de Ibarra, fue una de las más visitadas por los religiosos, ya que presentó de forma inusual el monte calvario donde fue crucificado Jesús.

En la ciudad de Guayaquil la procesión del Cristo del Consuelo reunió, como cada año, a miles de personas que cumplieron el recorrido acostumbrado entre oraciones y sacrificios.

Dicho recorrido se realizó en menor tiempo (tres horas) de lo habitual y tuvo una sola parada que se registró en la ruta hacia la iglesia Espíritu Santo.

Por Lorena León Velázquez

No hay comentarios: