miércoles, 5 de marzo de 2008

Primera santa de la India: Alfonsa de la Inmaculada Concepción

Ciudad del Vaticano/ Nueva Delhi (ZENIT.org) Cuando el próximo 12 de octubre Benedicto XVI añada cuatro nuevos nombres en el catálogo de santos de la Iglesia universal, la beata Alfonsa de la Inmaculada Concepción se convertirá en la primera mujer canonizada de la India.

Señalando este detalle, la Conferencia de los Obispos Católicos de la India (CBCI) ha acogido con alegría la designación, por parte del Papa, de la fecha de canonización, una decisión que tuvo lugar el sábado pasado, durante el consistorio ordinario público que se celebró en el Vaticano.

El Papa ya había procedido al reconocimiento del milagro atribuido a la intercesión de la beata Alfonsa --que abrió las puertas a su canonización-- el pasado 1 de junio.

Junto a la beata de origen indio, el Santo Padre estableció el sábado la canonización, en la misma fecha, de los beatos Gaetano Errico (1791-1860) --sacerdote italiano, fundador de la Congregación de los Misioneros del Sagrado Corazón de Jesús y e María--, Maria Bernarda Bütler (1848-1924) --en el siglo, Verena; virgen, fundadora suiza de la Congregación de las Hermanas Franciscanas Misioneras de María Auxiliadora-- y Narcisa de Jesús Martillo Morán (1833-1869) -laica, de origen ecuatoriano--.

Previamente, el prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, el cardenal José Saraiva Martins, había dado lectura a la lista de estos beatos, respecto de los cuales se celebró el consistorio.

«Para los fieles de la India, el consistorio del sábado supone un hito, pues la beata Alfonsa se convertirá en la primera mujer india que será declarada santa», subraya la CBCI.

Alfonsa de la Inmaculada Concepción (en el siglo Anna), virgen, de la Congregación de las Clarisas de la Tercera Orden de San Francisco, es la cuarta hija de Ouseph y Mariam Muttathupadathu.

Nació en Kudamaloor, archidiócesis de Changanacherry (estado de Kerala), el 19 de agosto de 1910. Perdió a su madre siendo sólo un bebé. Se encargó de ella su tía, quien deseaba casarla.

Pero Anna se orientaba con firmeza a dedicar por entero su vida a Jesucristo a ejemplo de Santa Teresa de Lisieux. Ingresó en el convento de las Franciscanas Clarisas, en Bharananganam, el 2 de agosto de 1928. Recibió el nombre de Alfonsa.

Su delicada salud se tenía por obstáculo en su camino en la vida religiosa, de manera que sus superioras deseaban que regresara a casa. Alfonsa perseveró en su vocación y compromiso. Tras muchas dificultades, pudo emitir sus votos perpetuos el 12 de agosto de 1936.

Consideró toda su vida como un holocausto a Dios; ofrecía cada sufrimiento por el Sagrado Corazón de Jesús.

Concluyó su vida entre grandes dolores, encomendando serenamente su alma pronunciando los nombres de Jesús, María y José. Era el 28 de julio de 1946. Tenía 35 años.

Fue beatificada por Juan Pablo II en la India, en Kottayam, el 8 de febrero de 1986.

La sepultura de la beata Alfonsa, en Bharananganam, cerca de Kottayam, recibe la visita de numerosísimos fieles durante el año.

El primer santo de origen indio --recuerda la CBCI-- es el jesuita Gonzalo García, nacido en Vasai, cerca de Bombay. Fue canonizado en 1862. Murió mártir en Nagasaki (Japón) en 1597 con san Pablo Miki y otros compañeros.

Por Marta Lago

No hay comentarios: