viernes, 13 de junio de 2008

"Nos merecemos el encuentro fraterno en la verdad y la justicia"

Gualeguaychú, Entre Ríos (AICA) El obispo de Gualeguaychú, monseñor Jorge Lozano, presidió este sábado una misa en la capilla Santa María Goretti, en la que se oró por la situación del país, sumido en el conflicto del campo, y abogó para que los argentinos sientan "la tierra como la casa común y no tanto como una fuente de recursos y de riquezas".

Tras dar gracias a Dios de que “muchas voces se alzan pidiendo y hasta gritando por el diálogo; por el encuentro", consideró que "diversos sectores y actores de la vida nacional, nos merecemos el encuentro fraterno en la verdad y en la justicia".

"Sabemos que quienes tenemos y tienen mayor responsabilidad institucional, mayores esfuerzos también han de hacer para que el diálogo y el encuentro sea posible. No podemos ahorrar esfuerzos en este camino, tenemos que dar pasos que nos lleven a encontrarnos, a dialogar, a compartir", subrayó.

El prelado gualeguaychense pidió a Dios "que ilumine las mentes y que mueva los corazones. Que ponga luz en las mentes para que con inteligencia podamos buscar alternativas superadoras”, y recordó que “no es propio de la mirada que tenemos sobre la condición humana claudicar en la búsqueda de la verdad y la justicia. Nunca Dios nos pone en un callejón sin salida, nunca estamos ante situaciones en las que digamos ‘nada se puede hacer’, siempre podemos hacer algo”.

“Pedimos al Señor -insistió- que ilumine las mentes para buscar soluciones alternativas; y que mueva los corazones en el deseo del diálogo. Debemos movemos interiormente en la voluntad y el deseo del encuentro, en la valoración del otro y de los otros, como persona, como seres humanos, como hermanos; sin voluntad tampoco podemos encontrar caminos de diálogo."

El obispo consideró que "vivimos en una tierra que es muy rica, no sólo por los recursos; sino por nosotros, por quienes la habitamos" y citó al papa Benedicto XVI, quien en su mensaje para la Jornada Mundial de la Paz decía: “Tenemos que sentir la tierra como nuestra casa común” no tanto como una fuente de recursos y de riquezas."

"Esta es nuestra casa, aquí vivimos; y si aquí vivimos es porque somos una familia y queremos vivir como hermanos. El diálogo lo que hace es ayudarnos justamente a que como hermanos podamos encontrarnos y construir juntos un futuro mejor, y un presente mejor", reflexionó Lozano.

No hay comentarios: