lunes, 2 de junio de 2008

Rezar para que se abran caminos de encuentro entre los argentinos

Comodoro Rivadavia (Chubut) (AICA) El obispo de Comodoro Rivadavia, monseñor Virginio Bressanelli, dehoniano, propuso a la Iglesia diocesana rezar una “insistente oración por la patria”, a fin de que “se abran los caminos de encuentro y de diálogo; prevalezca en todos los corazones el desafío por el bien común; se obre con justicia y verdad, columnas de la paz, garantía de una democracia sólida”.

“La oración constante nos llevará a un mayor entendimiento y a lograr soluciones justas y equitativas que perduren en el tiempo”, subrayó el prelado en un comunicado titulado “No hay mayor amor que dar la vida”.

Tras expresar que “nos duelen las situaciones de confrontación, desconcierto y falta de respuestas adecuadas frente a los problemas del campo y el Gobierno, de los petroleros y otras situaciones de conflicto”, se refirió a la Jornada Nacional de la Donación de órganos.

“Cristo dio la vida para que tengamos vida en abundancia. Todos podemos ser donantes. Nuestros órganos pueden salvar o mejorar la vida de otras personas. La donación de nuestros órganos, para después de la muerte, es un elocuente gesto de amor hacia la humanidad con el que agradecemos el amor de Dios y el don que nos hizo de la vida”, destacó.

En relación a la colecta anual de Cáritas Argentina, prevista para el domingo 8 de junio con el lema “La desigualdad nos duele… Recuperemos la capacidad de compartir”, el prelado convocó a “promoverla con entusiasmo” y, al preguntar si realmente “nos duele la desigualdad”, exhortó a “recuperar la capacidad de compartir. Ahí nos reconocemos hermanos y familia…”

“Del Corazón de Jesús, abierto en la Cruz, nace el hombre de corazón nuevo, animado por el Espíritu y unido a sus hermanos en la comunidad de amor que es la Iglesia, haciendo posible para todos la Civilización del Amor”, concluyó.

No hay comentarios: