domingo, 8 de junio de 2008

Segundo aniversario de Huellas El Salvador

Salvador (Fe y Alegría) Hace apenas dos años se inició una nueva propuesta de organización y formación juvenil en El Salvador. Se conoce como Movimiento Juvenil Huellas, con sus inicios en Venezuela desde hace 18 años.

La Pastoral de Fe y Alegría El Salvador, en búsqueda de nuevas oportunidades en la educación y redescubriendo su espíritu, ve en esta propuesta la oportunidad de retomar su opción preferencial por los jóvenes más pobres y hacerlo con calidad.

Se les presenta a los diferentes Centros Educativos pertenecientes a la red y estos la acogen con entusiasmo, sumergiéndose poco a poco en una cultura juvenil diferente al que se está acostumbrado, al que nos presenta el sistema deshumanizado y deshumanizante.

Huellas representa para los jóvenes de El Salvador, una fuente refrescante de esperanza, de construcción de un mundo juvenil con más provecho, de servicio a los más necesitados, de nuevos liderazgos, de tratar de mostrar la imagen positiva de la juventud salvadoreña, marcada por las maras (pandillas) estigmatizándolos por siempre.

Se ha iniciado un camino, que está hecho por Jesús, el principal caminante y que trataremos de seguir lo más fielmente posible.

Queremos agradecer a todos los que están haciendo posible este esfuerzo, que llevan un espíritu joven y que creen en esa energía capaz de cambiar mundos. Principalmente a Huellas Venezuela, que como hermanos mayores, nos han ayudado a iniciar y dar nuestros primeros pasos en este proceso de consolidación, representados en su Director, el Padre Eloy Rivas SJ, a nuestros asesores y guías juveniles voluntarios en los Centros educativos de Fe y Alegría y en la Parroquia de Arcatao, en Chalatenango: Bessy, Pedro, Marcela, Josefina, Imelda, Lorena, Carolina, Glendy, entre otros; al equipo pastoral de Fe y Alegría El Salvador: Olga, Guadalupe, Rolando SJ, Heriberto y Pipo; y por último, pero siempre los primeros: los jóvenes, si no fuera por ellos y el Espíritu de Dios que los acompaña, esta obra no seguiría.

Aprovecho para recordar y agradecer también a nuestra casa Fe y alegría, que nos da cobijo en este proceso, y a los jesuitas impulsadores en el inicio de Huellas El Salvador: Hno. Melvin Otero SJ (Director), P. Everardo Víctor SJ (ahora en la parroquia del Ixcan, en Guatemala) y P. Valerio Sartor SJ (actualmente en Fe y Alegría Brasil).

En esta segunda pascua que estamos juntos, Huellas El Salvador pone en las manos de Dios esta obra, para que la bendiga y la impulse, para que siga dando luz y esperanza en el camino por construir un nuevo ser humano y una nueva sociedad.

Por Psc. Héctor Rosemberg
Coordinador Nacional de Pastoral
Fe y Alegría – El Salvador

No hay comentarios: