viernes, 4 de julio de 2008

Reiteran llamado a defender unidad de la Iglesia Católica

Caracas (eluniversal.com) Monseñor Aldo Fonti, subsecretario de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), reiteró el llamado a los miembros de la Iglesia Católica para que se mantenga la unidad de la institución y sus fieles.

Esto a propósito de la reciente conformación de la Iglesia Reformada de Venezuela cuyos miembros han asegurado que apoyan el proyecto socialista del presidente Hugo Chávez.
"Hago un llamado a todos los cristianos para que luchemos, trabajemos y nos sacrifiquemos para construir la unidad pues Jesucristo, antes de irse, dijo: 'Padre, quiero que todos seamos uno solo, así como tú y yo somos uno'; ese es el plan o proyecto de Jesús".

Indicó que aunque hay fieles venezolanos preocupados por la unidad de la institución, el Papa ya ha dado luces para proseguir en el trabajo de la unidad.

"A los fieles y laicos en el fondo se nota la gran preocupación por la unidad de la Iglesia y mientras en el país un grupo, que todos conocemos, dan un paso de separación de la Iglesia en Roma el Papa Benedicto XVI, en un acto litúrgico, da un paso significativo hacia la unidad", manifestó Fonti.

Destacó la preocupación que desde Venezuela hay por el tema.

"En estos días los obispos se han expresado, el señor Cardenal se pronunció sobre este asunto y luego emitió un comunicado, los mismos obispos anglicanos lamentan muchísimo lo que está pasando porque no es sólo un cisma dentro de la Iglesia Católica sino también de la anglicana".
Suscribió totalmente el comunicado emitido por el presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana y arzobispo de Maracaibo, monseñor Ubaldo Santana.

Recordó que en el comunicado se manifiesta que la llamada Iglesia Católica Reformada no forma parte de la Iglesia Católica, Apostólica y Romana ni se deriva de ella.

"Este comunicado es muy claro en las sanciones que incurrieron los miembros de esta iglesia y en el llamado a la unidad", puntualizó Fonti.

El comunicado señala que los sacerdotes que conforman esta nueva institución no son católicos e incluso tienen prohibiciones expresas de sus facultades como sacerdotes.

"Han incurrido en sanción más grave de la Iglesia Católica como es lo es la excomunión. Invitamos a los fieles católicos a no dejarse confundir, se trata de una usurpación", reza el documento.

Fonti ratificó el llamado a no dejarse llevar por diatribas religiosas. "Exhortamos a los católicos a mantenerse alerta para no dejarse dividir ni arrastrar a confrontaciones religiosas".

Por Ocarina Espinoza

No hay comentarios: