sábado, 11 de abril de 2009

El fervor católico se apoderó de las calles

El Salvador (PrensaGrafica.com)Ayer, los fieles católicos se abocaron a las calles del centro de San Salvador para participar en el vía crucis, uno de los actos más solemnes de la Semana Santa, ya que se recrea el pasaje bíblico que narra el martirio de Jesús.

Con seriedad, los salvadoreños abarrotaron las nueve cuadras desde la iglesia de San Esteban en la 6.ª calle poniente hasta concluir en la iglesia de El Calvario y observaron con respeto el paso de las imágenes de San Juan Bautista, la Virgen María, el Niño Nazareno y Jesús portando la cruz.

“Me gusta Juan porque fue el discípulo más joven”, señaló doña María Constanza, mientras las personas que se iban aproximando a la celebración buscaban un lugar en la estación 9, donde fue la tercera caída de Jesús.

En la procesión también hubo espacio para cumplir las promesas hechas al Creador, en agradecimiento por favores recibidos. Ever Centeno caminó descalzo durante todo el trayecto para agradecer que Dios curó a su hijo de una enfermedad mental.

Mientras tanto, en el otro extremo del corazón del centro capitalino, frente a la Catedral, otro grupo de creyentes elaboraba alfombras como parte de los preparativos del Santo Entierro, que se efectuó por la noche y que partió de El Calvario a la iglesia de San Esteban. “Es una tradición en mi familia que de hace 50 años no se ha perdido, es una promesa y el cumplimiento de la fe católica”, dijo Sandra Iglesias sobre el significado que tenía la alfombra.

No hay comentarios: