martes, 18 de marzo de 2008

Psiquiatras ingleses reconocen que aborto puede llevar a enfermedad mental

Londres (ACI) Un año después que una prometedora artista británica se suicidara porque no soportó haber abortado a los gemelos que esperaba, el Colegio Real de Psiquiatras del Reino Unido advirtió que las mujeres que se someten a un aborto pueden acabar sufriendo problemas mentales.

Según informó The Sunday Times, el Colegio considera que no debería permitirse a las mujeres someterse a un aborto sin recibir una advertencia sobre el grave riesgo que corre su salud mental.

La advertencia se hizo pública en medio del debate sobre la posibilidad de reducir el plazo legal para practicar un aborto "por motivos sociales" de 24 semanas a 20 semanas de gestación.
Según un sondeo publicado por el periódico, el 59 por ciento de las mujeres apoya la reducción del plazo.

Lo curioso es que más del 90 por ciento de los 200 mil abortos realizados al año en Gran Bretaña responden a que los médicos creen que continuar con el embarazo podría causarle a la mujer un mayor estrés mental.

En febrero del año 2007, la sociedad inglesa quedó conmovida por la trágica historia de Emma Beck, una prometedora artista de 30 años de edad, que se ahorcó porque no pudo el dolor espiritual que le causó el aborto de sus gemelos. La joven se sometió a un aborto a las ocho semanas de gestación porque su novio no quería a los niños.

"Nunca debí haberme sometido a un aborto. Ahora veo que habría sido una buena madre. Le dije a todo el mundo que no quería hacerlo, hasta en el hospital. Estaba asustada, ahora es demasiado tarde. Morí cuando mis bebés murieron. Quiero estar con ellos; nadie más que ellos me necesita", escribió Beck en una nota antes de suicidarse.

No hay comentarios: