martes, 11 de marzo de 2008

Un niño por nacer no es asunto de opinión, recuerda Arzobispo peruano

Piura (ACI) El Arzobispo de Piura (norte peruano), Mons. José Antonio Eguren, se solidarizó con el Arzobispo de Arequipa ante los intentos anti-vida por introducir un documento que daría luz verde a prácticas abortistas y recordó que "un niño por nacer no es un asunto de opinión".
Hacia el final de su homilía dominical, Mons. Eguren hizo un llamado a defender la vida humana desde la concepción.

"En el evangelio, el Señor Jesús llora ante la tumba de su amigo Lázaro. Pero también hoy llora ante aquellos vientres maternos donde yacen muertos niños por nacer por el abominable crimen del aborto. Frente a los que impulsan una cultura de muerte pretendiendo una legalización del aborto en nuestro país, tenemos que decir que la vida humana es inviolable desde la concepción", indicó.

Recordó que "esto no es sólo un mandamiento de la fe cristiana, sino una ley natural inscrita en lo profundo del corazón de todo hombre, válida para creyentes y no creyentes. Un niño por nacer no es asunto de opinión, no es una fantasía, y menos una cosa de la que se puede disponer y matar. Un niño por nacer es un ser tan humano como uno ya nacido".

"Desde Piura mi solidaridad y apoyo a mi hermano en el episcopado, Mons. Javier del Río, Arzobispo de Arequipa, quien en estos momentos se enfrenta en esa querida región del Perú a poderosos intereses económicos de la internacional de la muerte. Desde aquí le decimos que no está solo en su lucha por la vida", señaló ante la reciente promulgación en Arequipa del ilegal y mal llamado protocolo de aborto terapéutico.

No hay comentarios: