domingo, 25 de mayo de 2008

Celebración Jubilar Cincuentenaria: Catedral se abarrotó de feligreses

Maturín (el Oriental) Con mucha fe y esperanzados en mantener la comunión con Dios, un grupo bien nutridos de feligreses se dieron cita en la Catedral Nuestra Señora del Carmen de la ciudad, desde muy tempranas horas de la mañana para celebrar junto a los obispos y arzobispos de todo el país el 50 aniversario de la diócesis de Maturín.

Monseñor Enrique Pérez Lavado, actual obispo de la ciudad, expresó que representantes de todas las fuerzas vivas de todas las parroquias eclesiásticas del estado han venido de toda la geografía de la entidad y se han concentrado hoy para participar en la misa de acción de gracias por la fecha central del 50 aniversario de la diócesis, pero aclaró que la celebración del jubileo se prolongará hasta finales de este año 2008.Asimismo, expresó que entre las actividades que faltan por ejecutar durante esta celebración está la etapa bíblica de la misión diocesana.

Expresó que ellos empezaron a prepararse para esta celebración jubilar hace dos años atrás, donde programaron un trienio, es decir, tres años de actividades para conmemorar estos 50 años que no son solamente fiestas o celebración, sino que además será una misión evangelizadora diocesana en las parroquias y sectores de la diócesis. Acotó que eso va a continuar ahora en la tercera etapa que es la bíblica que se va a realizar a partir de julio.

Informó que lo más importante de en esta celebración es el reavivamiento de la fe y del compromiso del sentido de pertenencia de la iglesia y misión en los fieles católicos de Monagas.

Además expresó que en esta oportunidad en esta misa de acción de gracias que se celebró asistieron un sinfín de obispos y arzobispos de todo el país, así como una representación del episcopado venezolano, quienes de manera fraternal asistieron a acompañar al pueblo de Monagas en la celebración.

Una buena gestión

Pérez Lavado también refirió que la gestión de la diócesis del estado tiene un Clero y laicos, que siempre han estado dispuestos para desarrollar las actividades que reconfortan la representación religiosa del estado. Cabe destacar que se iniciaron con siete sacerdotes y hoy en día cuentan con 40 en todo el territorio monaguense, como también un seminario que los forma.

Asimismo, aprovechó la oportunidad para agradecerle la receptividad a instituciones y personas que han ayudado al desarrollo de las labores de la casa religiosa en este año jubilar.

50 años

El 24 de mayo de 1958, el Papa Pío XII convirtió a la ciudad de Maturín y del resto de los pueblos que conforman el estado Monagas, en la XIV Diócesis de Venezuela mediante la Bula Regnum Dei.

Según se pudo conocer este hecho fue todo un acontecimiento para el mundo católico y gracias a esta conformación en el estado se pudo estructurar la comunidad diocesana como red de comunidades parroquiales, vecinales y familiares, lo que se traduce en la evangelización permanente de la cultura y la fe del pueblo en su conjunto.

Vidas consagradasPor su parte, el segundo obispo que hizo vida en esta diócesis, Diego Padrón, y actual arzobispo de Cumaná, expresó que estos 50 años en historia es poco, pero en la vida de la iglesia 50 años refleja muchas vidas consagradas, entrega, apostolado, servicio, evangelización de una apertura a la cultura de la ciudadanía.

Así que expresó que en esta celebración debía felicitar al pueblo de Monagas porque se ha mantenido fiel ala fe cristiana, porque ha crecido cada vez más, y porque ha permitido que la iglesia se vaya organizando y hoy en día tiene una base muy sólida. De manera que es un día extraordinario para felicitar a las diócesis, sus obispos y sacerdotes”, acotó Padrón.

50 años como obispo de la Diócesis

Con mucha satisfacción y muy contento el Obispo Emérito de Maturín, Monseñor Antonio José Ramírez Salaverría, ve su aniversario número 50 como obispo de la Diócesis, y con un orgullo enorme por haber sido el primero.

Por esta razón no dudó en agradecerle enormemente a Dios por haberle permitido disfrutar de estas celebraciones y por los favores concedidos durante todo su recorrido en la iglesia católica.

Opiniones

Antonio José Ramirez salaverria, Obispo emérito de la diócesis de Maturín “Para mí es una bendición extraordinaria del Señor haberme concedido la dicha de ser el primer obispo de la Diósesis y además de haberme permitido la vida y la salud para hoy ser participe de este año jubilar que se extenderá hasta finales de este año”

Diego Padron, Arzobispo de Cumana y segundo Obispo de Maturín “El haber sido el segundo obispo de esta diócesis me llena de mucho orgullo y le agradesco a Dios haberme permitido ser llamado a tomar esta importante responsabilidad de seguir la obra de Monseñor Salaverria y muy agradecido con los monaguenses”.

Enrique Pérez Lavado, Obispo de la diócesis de Maturín “Es un orgullo participar en tan grandioso evento y una experiencia muy hermosa. Por ello, le doy gracias a Dios por hacerme partícipe de esta celebración, debido a que tengo 5 años en el estado, y el cariño y la aceptación hacia mi persona es muy reconfortante.

Por Rosanny Pérez Rojas

No hay comentarios: