viernes, 25 de julio de 2008

El clima de violencia que reina en el país afecta la paz moral

Caracas (Diario Católico de Venezuela) “Percibimos graves fallas morales en el campo de lo social, familiar y económico (…) Además, el clima de violencia que reina en el país afecta la paz moral y espiritual de nuestra sociedad.”

Así lo advierte la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) en el documento titulado “Renovemos la mente y el corazón”, emitido en el marco de su XC Asamblea Ordinaria.La Iglesia Católica destaca que tal situación se refleja de diversas formas como: “relativismo ético, tendencia secularizante, disminución de la práctica religiosa y de la recepción de los santos sacramentos, creciente aumento de las sectas, ideologías y nuevas corrientes espiritualistas: new age, espiritismo, tarot, brujería, santería, esoterismo.”

A pesar de todas estas dificultades, señala el comunicado, la fe y la arraigada conciencia religiosa de nuestro pueblo mantiene una vitalidad esperanzadora.En tal sentido, el Episcopado de Venezuela hace un llamado a vivir una verdadera comunión con Dios mediante el compartir y la misión evangelizadora, aclarando que “la vida espiritual no es espiritualismo” y requiere del testimonio y la acción de una Iglesia en comunión, en la que ningún miembro se sienta ajeno a la obra evangelizadora. Esto, agrega, nos convierte en personas generosas y creativas, felices en el servicio evangelizador, y comprometidos con los reclamos de la realidad en que vivimos.

Exhortan a orar en familiaEn el pronunciamiento, los arzobispos y obispos reconocen que en tiempos recientes se ha incentivado un mejor conocimiento de la Palabra de Dios y un mayor amor por ella. Además, se ha avanzado en la renovación de la catequesis y en la vivencia de la liturgia y se ha fortalecido la unidad en la Iglesia con la puesta en común de la diversidad de carismas, servicios y ministerios.

Con respecto a los planes pastorales diocesanos y parroquiales, exhortan a que se favorezca la creación de escuelas de espiritualidad y experiencias de formación permanente, que animen en el pueblo de Dios el desarrollo de una cultura espiritual y de una piedad personal y comunitaria.

Finalmente recomiendan “la oración en familia: el rosario, la bendición de los alimentos, la invocación de la presencia del Señor en momentos solemnes de la vida de sus miembros, la santificación del trabajo y el ofrecimiento diario de las obras y padecimientos al Señor”.

“Encomendamos la renovación moral y espiritual de nuestra patria a la intercesión de nuestra madre la Virgen María, que ha acompañado desde sus inicios la fe de nuestro pueblo y ha reafirmado su identidad católica, concluye el documento, cuyo contenido completo está disponible en la página web: www.cev.org.ve

No hay comentarios: