jueves, 25 de septiembre de 2008

La Misión Diocesana del 2009 se prepara con sabor a pueblo

San Cristóbal (Diario Católico) Durante los meses de agosto y septiembre Mons. Mario Moronta Rodríguez y un grupo de sacerdotes fueron a cada una de las vicarías de la Diócesis con la finalidad de presentar el proyecto de la Misión Diocesana como respuesta a los planteamientos aprobados en el II Sínodo de San Cristóbal.

La Misión Diocesana lleva como tema el “Discipulado de Jesús” y es una respuesta al deseo anhelado por todos los miembros de la Iglesia que se renueva en Espíritu y verdad. Por ello, hemos observado en este tiempo una Iglesia en movimiento, que se renueva, se prepara y analiza nuevos retos.

La misión ciertamente, tiene su origen en la misma figura de Jesucristo, el Señor, quien en su testamento nos mandó a salir al encuentro de los demás. Está en comunión con los planteamientos de la Misión Continental inaugurada el pasado 17 de agosto en Ecuador, como respuesta al documento de Aparecida, con la Misión Nacional y con todo lo aprobado en el II Sínodo diocesano.

“Cristo Alto Pana”

Hemos sido testigos de cómo nos preparamos para recibir el año 2009 con la mirada puesta en el Señor y con la confianza en el Espíritu Santo. En estos meses, de duro trabajo, se ha tenido un encuentro con casi todos los miembros de la Iglesia tachirense a través de las Asambleas Vicariales para todos los laicos, con el Campamento “Cristo Alto Pana” para los jóvenes y con la Jornada de Actualización del Presbiterio. Cada uno con su estilo, pero todos con la misma esperanza de ver una Iglesia que camina y ha caminado siempre junto al Pueblo de Dios.

No hay comentarios: