miércoles, 5 de marzo de 2008

Obispos ecuatorianos abogan por paz y solidaridad en la región

Quito (ACI) La Conferencia Episcopal Ecuatoriana lamentó los recientes hechos que han suscitado tensiones entre este país y Colombia, pidió serenidad y abogó por un diálogo sincero que permita la reconciliación entre las dos naciones.

Los obispos recordaron en un comunicado oficial que Ecuador y Colombia están unidos históricamente “por múltiples vínculos”, y expresaron su “dolor, ante Dios y ante ambos pueblos, más allá de consideraciones políticas, por el nuevo episodio de muertes violentas, cuya sangre clama al cielo”.

Asimismo, rechazaron “la violación de las fronteras ecuatorianas por parte de cuantos han incursionado ilegalmente en nuestro territorio”; pero advirtieron que la violencia solo genera más violencia.

Los obispos hicieron un “llamado a deponer la agresividad y a emprender un diálogo sincero, camino de reconciliación”, y exhortaron a “esclarecer los hechos sucedidos en la frontera norte, con transparencia, verdad y justicia”.

También pidieron “al Gobierno Nacional, a las instituciones públicas y privadas, a cada uno de los ciudadanos” mantener la “serenidad ante las duras adversidades que nos ha tocado enfrentar en las últimas semanas”.

El Episcopado invocó “la protección de Dios para que nos ilumine a fin de que trabajemos juntos para superar las situaciones difíciles con inteligencia y decisión”.

Finalmente, los obispos llamaron a “todos los ecuatorianos a afirmarnos en la unidad y en la solidaridad, como camino para hacernos fuertes y defender la dignidad nacional, hacia dentro y hacia fuera de nuestras fronteras”, y “no renunciar a nuestra vocación de pueblo amante de la paz y a construirla desde la justicia y el respeto del derecho”.

No hay comentarios: