lunes, 13 de abril de 2009

UNICEF y OPS quieren "alianza" con Iglesia… pero sin renunciar al aborto

Perú (ACI) Representantes de UNICEF y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) han propuesto a la Iglesia de América Latina y el Caribe, durante una reciente reunión del CELAM, formar una "alianza estratégica", pero sin renunciar al aborto, la promoción de la píldora del día siguiente, la ideología de género y muchos otros tópicos que contradicen las enseñanzas de la Iglesia Católica.

El Director para América Latina del Population Research Institute (PRI), Carlos Polo, señaló a ACI Prensa que la propuesta se presentó en el último "Encuentro de Pastoral Social de la Infancia y Adolescencia en Riesgo", organizado por el Departamento de Justicia y Solidaridad del CELAM, realizado del 23 al 27 de Marzo en la ciudad de Quito (Ecuador).

Polo, que participó del encuentro como parte de la delegación de la Comisión de Vida, Familia e Infancia de la Conferencia Episcopal Peruana (CEP), explicó que "me interesó mucho saber qué podrían decir los representantes de UNICEF y OPS a los miembros de la pastoral de la infancia y adolescencia de las distintas Conferencias Episcopales de América Latina".

"Conozco a muchos de los que asistieron y sabía que estarían al tanto del doble discurso de estas organizaciones involucradas en el control natal y el aborto en todo el mundo. En efecto, varios de los Obispos, sacerdotes, religiosos y laicos participantes escuchamos con perplejidad la propuesta de estos funcionarios", agregó.

El Director del PRI para América Latina explicó que durante la reunión se hizo evidente que "no es posible trabajar con organismos que promueven activamente una ideología que aleja a muchos de su fe; ni permitir que, so pretexto de ayudar a unos niños, a otros se les aborte".

Polo solicitó entrevistas con el Dr. Oscar Suriel, Asesor Internacional en salud de la familia y comunidad de la OPS y con el Dr. Manuel Manrique Castro, quien se presentó como un funcionario de larga trayectoria en UNICEF ahora encargado de relanzar las relaciones de UNICEF con la Iglesia Católica.

En ambos casos se explicitó a estos funcionarios que se trataba de entrevistas de carácter periodístico y filmadas, a lo cual accedieron voluntariamente tal como consta en los videos que Polo compartió con ACI Prensa.

"Al preguntarle al Dr. Suriel sobre la promoción del aborto que OMS/OPS realiza, éste al principio negó rotundamente cualquier acción de su organización en esa línea. Luego le cité algunos documentos de OPS y cómo había sido uno de los agentes políticos para presionar al gobierno nicaragüense a que restituya el llamado aborto ‘terapéutico’, a lo cual me respondió que ‘la OPS sí apoya el aborto terapéutico y no el aborto per se’".

Polo sigue narrando su encuentro: "Le dije que muchos, no sólo en la Iglesia, estábamos al tanto de la falacia del ‘aborto terapéutico’ y que además su respuesta era incongruente con el apoyo de OPS a la ley de aborto del Distrito Federal de México, donde el aborto es legal para todo niño menor de 12 semanas de gestación".

"Frente a esto –dice Polo– no tuvo respuesta. Las contradicciones de Suriel fueron creciendo a medida que tratamos el tema de la píldora del día siguiente y de los llamados derechos reproductivos".

Posteriormente, el Director del PRI para América Latina entrevistó al Dr. Manrique sobre los cuestionamientos de la Santa Sede a UNICEF por su involucración con el aborto y la llamada "salud reproductiva".

Manrique respondió que "se trataba de pequeñas contingencias que no tienen mayor trascendencia" y que "no eran temas de fondo". Polo, sin embargo, insistió señalando que en ese mismo instante en la página web oficial de UNICEF constaba que ésta compra y distribuye máquinas de succión para hacer abortos.

La respuesta de Manrique fue que no creía y que conocía esa acusación pero que nunca había sido sustentada.

Al citarle el apoyo de UNICEF al aborto terapéutico en Nicaragua y en México, Manrique contestó que se trataba de "casos que conciernen a personas particulares".
"En un intento fallido de explicar esa situación –agregó Polo–, hizo caso omiso a que la firma del representante y el logo de UNICEF consta en documentos suscritos públicamente como se lo hice notar".

"Todavía más increíble fue su explicación sobre la promoción de preservativos para la prevención del SIDA que UNICEF propone en adolescentes. Manrique me dijo que no era una posición oficial de la Iglesia Católica y me citó ejemplos de algunos Obispos que apoyan el uso del preservativo en esos casos".

Según Polo, el Dr. Manrique mencionó al Secretario de la Conferencia Episcopal de Colombia y varios Obispos brasileños. "Inmediatamente le pregunté si acaso el Papa Benedicto XVI, que acababa de sufrir múltiples ataques por decir lo contrario, no era la voz oficial de la Iglesia. Ante eso Manrique me respondió ‘eso es lo que dice usted’".

"Tanto Manrique como Suriel al final de las entrevistas y ya fuera de cámaras criticaron ácidamente mis preguntas acerca de estos temas y me instaron a no difundir esas imágenes. Suriel me dijo ‘No saben cuánto dinero se perdería si ésta colaboración no se lleva a cabo’".
Comentando estas afirmaciones, registradas por Carlos Polo en video, Mons. José Antonio Eguren, Presidente de la Comisión de Vida, Familia e Infancia de la CEP, destacó que "muchos católicos que ignoran las políticas anti-vida de estos organismos internacionales merecen conocer a fondo su ideología y las acciones concretas de realizan, y cómo son totalmente incompatibles con la doctrina y la pastoral de la Iglesia".

"La UNICEF y la OPS parecen no entender que somos apóstoles y no meros trabajadores sociales. Nosotros trasmitimos al Señor de la Vida en cada obra social que hacemos. Si dejamos de ser apóstoles, la pérdida de la Iglesia sería incalculable en términos de su identidad. A eso se refiere Jesús cuando dice que si la sal perdiera su sabor, serviría sólo para pisotearla. Así que a lo que nosotros respecta, pueden conservar su dinero, nosotros conservaremos nuestra Fe y nuestro compromiso con la dignidad humana", concluyó el Prelado.

No hay comentarios: